León Dehon, el fundador

Su vida

Una vida entregada...
León Dehon nace en La Capelle (Francia) el 14 de marzo de 1843 y muere en Bruselas (Bélgica) el 12 de agosto de 1925.
La madre, Estefanía Vandelet, vive una fe intensa que transmite al hijo. En este clima, aún adolescente, León maduró la vocación al sacerdocio.

Terminado el Bachillerato, pide a sus padres entrar en el Seminario. Ante la oposición del padre, se inscribe en la Universidad y tras llegar a la mayoría de edad, entra en el Seminario. Estudia en la Gregoriana residiendo en el Seminario francés de Santa Clara.

Su felicidad llega al culmen cuando el 19 de diciembre de 1868 es ordenado sacerdote. “Fue el día más hermoso de mi vida”.

Terminó los estudios en Roma con el doctorado en Filosofía, Teología y Derecho canónico, que se sumaban al de Derecho civil conseguido en Paris.

…al Corazón de Jesús
De regreso a su diócesis, se dedica por entero al apostolado en San Quintín. Su amor por Dios se convierte en entrega a los demás. La parroquia que le asignan es obrera; muchos viven en la pobreza con salarios de hambre y sin ninguna garantía social. Se compromete en su promoción humana y social. Realiza una pastoral admirable, pero se siente insatisfecho. Aspira a un ideal de amor y de reparación al Corazón de Jesús en la vida religiosa.

Obtenido el consentimiento de su obispo, el 28 de junio de 1878 funda la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús con el fin de extender por el mundo el Reino de Dios.

…en el servicio evangélico a los pobres y a los obreros
Grande fue su empeño por promover una sociedad fundada sobre la justicia y la caridad. Se convierte así en un gran animador del movimiento social cristiano, siguiendo las indicaciones del Papa León XIII y en particular de su encíclica “Rerum Novarum”.
Con determinación se lanza a la predicación del Evangelio a los alejados, instando a los sacerdotes: “¡Salid de las sacristías! ¡Id al pueblo!”.

…en las Misiones
El ideal misionero era muy apreciado por el Padre Dehon. El envío de sus religiosos como misioneros ocupará siempre el primer lugar entre sus opciones apostólicas. Muchos de ellos han llegado a dar su vida por el Evangelio. Así en 1964, 29 religiosos dehonianos murieron mártires en Kisangani (Congo).

…animando a sus hijos espirituales
Lo que anima la vida interior del Padre Dehon es una espiritualidad que él expresa así: “Lo que me atrae es el Corazón de Jesús y la reparación. Una vida de amor puro y de oblación en espíritu de reparación al Corazón de Jesús, este es mi ideal”. “Jesús quiere de mí o un amor tierno o nada. El amor me basta para todo. Es mi salvación y mi satisfacción”.
En su testamento espiritual escribe: “Os dejo el tesoro más maravilloso: el Corazón de Jesús”. El Padre Dehon espera que sus hijos espirituales que sean profetas del amor y servidores de la reconciliación de los hombres y del mundo en Cristo.

Sus escritos

La Curia General de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús ha publicado una web que aloja todos los documentos escritos por el Padre Dehon.

Todo ello se engloba dentro del objetivo de difundir la espiritualidad dehoniana reflejada en los documentos del Fundador y poder profundizar más en su figura.

Para acceder a ellos, pinchad en la imagen.